Navigation

ARV S-11 Carite Primer Submarino Venezolano

El 4 de mayo de 1960, en la estación naval de San Francisco, California, la Armada de Venezuela recibió un submarino de la clase Balao, el ex-USS Tilefish (SS-307), que rebautizó Carite (S-11). La nave, luego de completar su alistamiento y realizar las pruebas de rigor en los Estados Unidos, arribó a aguas venezolanas el 23 de julio de 1960, al mando del capitán de fragata Armando Pérez Leefmans. De esa forma la Marina de Guerra venezolana materializó una vieja aspiración y se convirtió en la quinta de Iberoamérica en contar con este tipo de buques.
ARV S-11 Carite El 4 de mayo de 1960, en la estación naval de San Francisco, California, la Armada de Venezuela recibió un submarino de la clase Balao, el ex-USS Tilefish (SS-307), que rebautizó Carite (S-11).
La nave, luego de completar su alistamiento y realizar las pruebas de rigor en los Estados Unidos, arribó a aguas venezolanas el 23 de julio de 1960, al mando del capitán de fragata Armando Pérez Leefmans. De esa forma la Marina de Guerra venezolana materializó una vieja aspiración y se convirtió en la quinta de Iberoamérica en contar con este tipo de buques.

El Tilefish se construyó en el arsenal naval de Mare Island, Vallejo, California. Fue botado en octubre de 1943 y comisionado dos meses más tarde. Asignado a la Pacific Fleet, en seis patrullas dio cuenta de varios buques mercantes y de guerra, enemigos, un total de 52.510 toneladas, pero también enfrentó el ataque de barcos y aviones japoneses. Posteriormente, vio acción en Corea lo que valió una Battle Star, que se sumó a las cinco recibidas durante la SGM.


ARV Carite (S-11)

Para el Carite, su incorporación a la Armada venezolana significó el inicio de una nueva e intensa vida. Participó en decenas de ejercicios, muchos con Armadas amigas.
Realizó un total de 7.287 inmersiones. Visitó numerosos puertos extranjeros y, entre 1974 y 1975, realizó dos viajes a Las Palmas de Gran Canarias en misión de apoyo logístico a los nuevos patrulleros clase Constitución, en su travesía de Europa a Venezuela. Pero no todo fueron juegos de guerra y patrullas rutinarias, en octubre de 1962, durante la crisis de los misiles soviéticos en Cuba integró, junto a los destructores Nueva Esparta y Zulia, el Grupo de Tarea de la Armada de Venezuela asignado a la Latin American-U.S. Quarentine Task Force 137 que participó en el bloqueo naval, y de la que también formaron parte, los destructores argentinos Espora y Rosales. Años más tarde, en 1968, el Carite capturó al remolcador de altura soviético Gromovoy cuando navegaba en aguas venezolanas coincidiendo con la presencia de guerrilleros castrocomunistas en las serranías de la costa.
FOTO:Arribando al Puerto de La Guaira el 23-07-60. Una escuadrilla de bombarderos Canberra de la Fuerza Aérea Venezolana le da la bienvenida.

Las fotos del ARV Carite (S-11) son gentileza de la Armada de la República de Venezuela.

Pero el Carite también se destacó como estrella de cine participando en tres renombradas películas sobre la SGM. Las primeras, filmadas en 1958 y 1959, cuando aún pertenecía a la Marina norteamericana, fueron, Torpedo Run, un clásico film bélico, y Up Periscope la comedia protagonizada por Cary Grant y Tony Curtis, sobre un submarino rosado que combate en el Pacífico. En la última, Murphy´s War, rodada entre 1969 y 1970 y que tuvo como protagonista al actor Peter O´Tole, el Carite representó al submarino alemán U-482, que perseguido por buques aliados entró en el Amazonas donde quedó atrapado. Realmente la filmación se realizó en el Orinoco y, para simular un uboot, se le transformó la cubierta principal con cartón piedra y se le aplicó un dazze camouflage. Aún los submarinistas rememoran las anécdotas del comandante del Carite para la fecha, el entonces capitán de fragata Mauricio Mallet Vicini, un legendario marino venezolano, quien, para permanecer en el puente de mando durante rodaje, actuó como extra representando a un marinero alemán; así mismo, tuvo la osadía de sumergir al buque en aguas del majestuoso río.
Sin duda, el Carite marcó un hito en la Historia Naval de Venezuela. Jamás se descuidó su mantenimiento por lo que siempre mantuvo un alto apresto operacional. En 1966, durante su revisión quinquenal, se le instaló un snorkel lo que obligó a correr la vela dándole un aspecto mucho más moderno. Bajo bandera venezolana obtuvo siete E de eficiencia y tres condecoraciones. Dos de sus comandantes, con el rango de vicealmirante, llegaron a comandar la Armada, Armado Pérez Leffmans (1972-1974) y Jesús Bertorelli Moreno (1980-1983). Sirvió con honor a dos Armadas y su larga carrera naval finalizó el 28 de enero de 1977, al ser arriado, por última vez, el pabellón nacional.
En alta mar, en los primeros años de servicio con la Armada venezolana.


1969 tras haberse incorporado el snorkel y con la vela corrida


Participando en una revista naval en Puerto Cabello, sede de la base principal de la Armada venezolana.
Posiblemente fue el 24 de julio (Día de la Armada) de 1960 o 1961.



Autor:  CARLOS HERNANDEZ








Share

elSnorkel.com

Comunidad Submarinista Latinoamericana

Post A Comment:

2 comments:

  1. Al submarino Carite S-11 nunca se le instaló snorkel alguno, se le modificó la cubierta, la vela y la proa como parte de su mantenimiento mayor en Philadelphia (1965-1966), lo certifico como tripulante (1965-1968 y 1970-1974) el autor de este artículo incurrió en un error.
    Atte.
    Maestre Supervisor Oscar RíosS.

    ResponderEliminar
  2. Al Carite S-11 nunca se le instaló snorkel alguno, se le modificó la cubierta y la vela en su mantenimiento mayor en los astilleros de Philadelphia (1965-1966) lo certifico como tripulante (1965-1968 y 1970-1974), comentario que se remite con el fin de aclarar el error, sin intención alguna de criticar al columnista. Gracias.
    Maestre Supervisor Oscar Ríos S.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar nuestros artículos, a la brevedad serán publicados.