Se trata del quinto de los seis submarinos contratados a la empresa rusa Admiralty por el gobierno vietnamita durante la visita del premier ministro Nguyen Tan Dung al país euroasiático en 2009 para construir una fuerza naval moderna y elevar la capacidad de proteger la soberanía marítima e isleña nacional.

El sumergible diesel eléctrico fue trasladado del puerto ruso San Petersburgo a Cam Ranh por el barco portador Rolldock Sea, de Holanda.

Con cerca de 74 metros de eslora y 9,9 de manga, el submarino del proyecto 636 (Kilo, en la clasificación de la OTAN) desplaza de tres mil a tres mil 950 toneladas en inmersión y tienen autonomía de 45 días. Su tripulación la integran 52 personas.

El modelo Kilo, uno de los submarinos de ataque más silenciosos del mundo, puede sumergirse a una profundidad de hasta 300 metros y desarrollar una velocidad de 20 nudos bajo la superficie.

En 2014 y 2015, Rusia entregó a Vietnam cuatro embarcaciones similares bautizadas HQ-182 Hanoi, HQ-283 Ciudad Ho Chi Minh, HQ-184 Hai Phong y HQ-185 Khanh Hoa.-VNA


El sumergible de grandes profundidades Bester-1 se incorporará a partir del 1 de febrero a las misiones de rescate de la Flota del Pacífico, a bordo del buque Alaguez.

"Los especialistas de la Dirección de Misiones de Búsqueda y Rescate de la Flota del Pacífico se preparan para equipar este 1 de febrero al buque Alaguez con el nuevo batiscafo habitable de rescate AS-40 (Bester-1)", informa la Flota del Pacífico de la Armada Rusa.

El comunicado de la entidad afirma que "este batiscafo único de nueva generación pasó todas las pruebas en el noroeste de Rusia y fue trasladado a Vladivostok a principios de enero de 2016".

En Vladivostok la nave fue ensamblada y puesta en funcionamiento por especialistas de la fábrica que lo produjo y los rescatistas de la flota.
Hasta la incorporación del nuevo buque Igor Belousov a la Flota del Pacífico, esta nave submarina cumplirá íntegramente todas sus misiones a bordo del Alaguez y otros buques de rescate de esta flota.

La tripulación del buque de rescate Igor Belousov, luego de cumplir sus misiones de entrenamiento en tierra firme y en mar, realizará el viaje desde su base actual al puerto de Vladivostok, donde se sumará al destacamento de búsqueda y rescate de la Flota del Pacífico.

El batiscafo de rescate Bester-1 del proyecto 18271 dispone de una profundidad de inmersión de trabajo de 700 metros.
Entre sus características distintivas están los novedosos sistemas de control de la nave, la precisión de su posicionamiento y navegación a grandes profundidades, la existencia de un sistema único automatizado de dirección, sistemas más potentes y completamente novedosos de los sistemas de propulsión y direccionamiento, un nuevo sistema de acople y fijación al submarino averiado, una nueva cámara de acople a la salida de emergencia de los submarinos que permitirá evacuar a la tripulación incluso a un ángulo de 45 grados.



Lea más en http://mundo.sputniknews.com/fuerzasarmadas/20160129/1056213847/flota-pacifico-bester.html#ixzz3ygADnHgx

Buzos holandeses pudieron llegar hasta el submarino.
Un buque de guerra centenario fue identificado en la costa de Inglaterra.

Desarrolladores de parques eólicos estaban explorando el fondo marino de la costa de Norfolk y Suffolk, cuando su sonar detectó un objeto inusualmente grande, a unos 90 kilómetros de la costa. Fue en septiembre de 2012.

“Estábamos buscando restos de naufragios, pero lo que encontramos fue un enorme desastre que no aparecía en ninguna de las listas", dijo Teri Nicklin, de la compañía de energía ScottishPowers Renewables.


El submarino era un misterio desconocido.

La empresa de energía notificó a las autoridades y a la Real Armada de Holanda, que estaba buscando un submarino militar holandés que desapareció en junio de 1940, cuando la tripulación patrullaba las aguas entre Dinamarca y Noruega.

Llevó cerca de cuatro años en identificar su origen debido a las condiciones del mar, que hacían imposible ver el submarino. En los últimos meses, buzos de la Marina holandesa lo lograron: es un U-31, un submarino alemán de la Primera Guerra Mundial.

Se cree que el U-31 fue destruido por una mina en la costa de Inglaterra y se hundió con toda su tripulación, de cuatro oficiales y 31 hombres, dijo el arqueólogo marino Mark Dunkley.

Las aguas inglesas serán el lugar del descanso final del submarino, pero las autoridades tratarán de ponerse en contacto con las familias alemanas que pudieran haber tenido familiares en la embarcación, dijo Nicklin.

Fuente: http://cnnespanol.cnn.com/
Tecnología de Blogger.