$show=page

$type=ticker$count=8$cols=4$cate=0$hide=page

CAPITULO 14: EXCLUSION CASI TOTAL

Compartir:

Como tripulante del San Luis en 1982, entiendo que este capitulo esta ajustado a la verdad histórica. Seguramente, faltaran detalles de lugares, horarios, circunstancias especiales, que no están reflejadas en él. La ponderación que hace el autor sobre el accionar del Comandante, Capitán AZCUETA, si bien es aceptable, es mi opinión y seguramente del 99% de la tripulación que integré en ese entonces, que supera ampliamente lo expresado por el escritor, ya que este, no toma en cuenta, por razones lógicas, los pormenores de su Comando, de su preocupación por el estado de sus hombres y la tremenda soledad en que a cada minuto tomaba decisiones que nos involucraban a todos nosotros. Merece mucho más que lo escrito hasta ahora. Realmente un zorro del mar, un héroe con todas las palabras.

DEFIANCE AT SEA / DESAFIOS EN EL MAR
DRAMATIC NAVAL WAR ACTION /DRAMATICAS ACCIONES DE GUERRA NAVAL AUTOR:JON GUTTMAN CASSELL MILITARY CLASSICS CAPITULO 14: EXCLUSION CASI TOTAL EL A.R.A. “SAN LUIS” EN MALVINAS, MAYO DE 1982

La Operación “Rosario”, la invasión y ocupación de las Islas Malvinas el 2 y 3 de Abril de l982, debe de haberle parecido en su momento, una buena idea al General Leopoldo Fortunato Galtieri, líder de la Junta Militar que regia el destino político de la Argentina. Cuando se había hecho cargo de la Presidencia en Diciembre de 1981, había jurado que la bandera argentina flamearía en las Islas Malvinas, antes del 150 Aniversario de su anexión por parte de Gran Bretaña en 1833. Tal paso, pensó, elevaría a las nubes el orgullo nacional y tal vez distraería la atención de los argentinos de los problemas locales.



Con respecto a las posibles consecuencias de la ocupación, Galtieri y sus colegas subordinados creyeron que Gran Bretaña se vería finalmente forzada a aceptarla como un hecho consumado. Desde la Segunda Guerra Mundial, el Imperio Británico había ido cediendo posiciones hasta casi desaparecer y sus fuerzas armadas estaban en proceso de reducción. Dentro de este esquema. La transmisión de la administración británica de las lejanas Malvinas a la administración argentina parecía inevitable y los militares argentinos sólo habían apurado el proceso.
Pero al tomar a las islas por la fuerza, la Junta realizó mal sus cálculos. Los 1813 habitantes de habla inglesa de las islas, no deseaban cambiar una monarquía constitucional ausente por una Dictadura Militar. El reclamo de los isleños, y el hecho de que las islas habían sido recuperadas por la fuerza y no sobre la base de negociaciones, marcó la diferencia para la Primer Ministro Margaret Thatcher, para todo el Parlamento, y para el pueblo Británico mismo. Un problema colonial distante se transformó de la noche a la mañana en una cuestión de principios.

Si los argentinos hubieran esperado un solo año más para invadir, la Marina Real podría haber estado demasiado desmantelada para responder. Pero en abril de 1982 Gran Bretaña, podía, y ciertamente quería, movilizar y enviar fuerzas suficientes para retomar las islas. El 12 de Abril, los Británicos anunciaron la creación de una Zona de Exclusión Total (TEZ) con un radio de 200 millas alrededor de las islas, asegurando que cualquier buque argentino encontrado en esa zona seria hundido. El 20 de Abril, el Contraalmirante John “Sandy” Woodward llegó al Portaaviones “Hermes” para tomar el mando de la Fuerza de Tareas Británica con destino a las Malvinas.

En términos militares, la guerra del Atlántico Sur fue el primer conflicto bélico importante que utilizó a gran escala tanto armamento electrónicamente guiado, misiles teledirigidos y torpedos filoguiados como submarinos nucleares y jets de despegue vertical (Harrier GR3 y sea Harrier FRS1). Con esa infraestructura, los partidarios de una guerra con alta tecnología predijeron que disminuiría la importancia del papel desempeñado por el terreno, el clima y los factores humanos como resistencia, coraje y convicción. Sin embargo estos eruditos se equivocaron en sus suposiciones.

En la Marina Real Británica, más que un héroe no excepcional existió un profesionalismo consumado. Al referirse al desempeño de sus hombres, el Almirante Woodward dijo, más tarde: “Creo que lo que me sorprendió fue que no me sorprendieron. Hicieron exactamente lo que esperaba de un marinero británico. Entrar y terminar con ello. Eso es lo nuestros muchachos hicieron. La tecnología puede cambiar, pero la gente es tan maravillosa como siempre lo fue”.

La Armada de la República Argentina (ARA) fue menos consistente en su desempeño, debido principalmente a la falta de un liderazgo firme, preparación inadecuada y entrenamiento insuficiente. Sin lugar a dudas, la demostración más espectacular estuvo a cargo de las tripulaciones aéreas del Comando de la Aviación Naval Argentina (CANA) que operaba desde bases en el Continente junto a los igualmente profesionales aviadores de la Fuerza Aérea Argentina (FAA). Se puede decir que de los buques de guerra argentinos, el que mayor valor demostró – aunque no éxito – fue el Submarino ARA “San Luis” y su tripulación que operó durante 10 días dentro de las aguas controladas por el enemigo.

El “San Luis” (S-32) y su gemelo el “Salta” (S-31) eran Submarinos pequeños de la Clase Tipo 209, diesel, diseñados por la IKL Alemania Occidental y construidos por Howaldlswerke en Kiel. La quilla se colocó el 1º de Octubre de 1970, fue botado el 3 de abril de 1973 y entregado a la armada Argentina el 24 de Mayo de 1974. Su propulsión es con dos motores de 2.400 HP o un solo motor eléctrico que mueve un solo eje y tiene una velocidad de 10 nudos en superficie y 17 sumergido.

Los 209 se construyeron en varios modelos con diferentes dimensiones, los argentinos eran de la variante 56 m., con una eslora de 183.7 pies, una manga de 20.3 pies, un calado de 18 pies y una tripulación de 32 hombres. Su profundidad de inmersión normal era de 300 metros y la profundidad máxima era de 500 metros. Desplazaba 1.185 toneladas en superficie y 1.285 sumergido.

Su armamento incluía 14 torpedos filoguiados SST-4 que se lanzaban por 8 Tubos Lanzatorpedos. Además era diferente a submarinos anteriores por su electrónica más avanzada, un radar de búsqueda en superficie, un sonar de intercepción pasivo, un sistema de control tipo/información para la acción y un sistema electrónico de contramedida de vigilancia (ESM).

Argentina, tenía otros dos Submarinos cuando comenzaron las hostilidades con Gran Bretaña: El “Santa Fe” y el “Santiago del Estero”. Provenían de la Segunda Guerra Mundial y pertenecían a la Clase Balao, modernizados con cascos y torretas Guppy III. Fueron adquiridos a los Estados Unidos de Norteamérica en 1971. Por su parte, la flota Británica contaba con tres Submarinos nucleares de Ataque, el ·”Conqueror”, “Spartan” y el “Ony X”, Clase Oberon diesel.

La armada Argentina no estaba completamente preparada cuando se le ordenó la ocupación de las Islas Malvinas y menos aún para enfrentarse a una contraofensiva británica. El 17 de abril, sin embargo, a la “Fuerza de Tareas 79” al mando del Contraalmirante Walter Allara se le ordenó enfrentar a los Británicos. El 29, la fuerza se dividió en tres grupos. Su elemento principal. La Fuerza de Tareas 79.1, incluyendo el buque insignia del Contraalmirante, el Portaaviones ARA “25 de Mayo”, se ubicó en posición a 270 millas náuticas al este del Golfo San Jorge. La Fuerza de Tareas 79.4, un grupo de Destructores de escolta, se desplegó hacia el noreste de la fuerza principal y una tercera unidad, Fuerza de Tareas 79.3 agrupada alrededor del Crucero ARA “General Belgrano”, navegó al este del grupo de Allara.

Las unidades de superficie se mantuvieron discretamente fuera de la zona de exclusión impuesta por Gran Bretaña, pero los dos Submarinos Tipo 209 dejaron su base en Mar del Plata con ordenes de penetrar la “zona de fuego a discreción” al norte de las Islas, para conocer y/o atacar buques enemigos según las circunstancias lo indicaran. El “Salta” no permaneció mucho tiempo en el mar, ya que su maquinaria comenzó hacer un ruido insoportable imposible de controlar. Obligado a abortar la misión, el “Salta” retornó a Mar del Plata, donde permanecería hasta el final de la Guerra.

El “San Luis”, no tuvo ese problema y continuó con su misión de patrullaje en la zona Noreste de las Islas, aguardando la llegada de los Británicos.

En Mar del Plata, se comprobó que el viejo “Santiago del Estero” no podía sumergirse y fue trasladado a Bahía Blanca y por otra parte, el camuflado “Santa Fe” fue enviado a una misión de aprovisionamiento a las Georgias del Sur, llegando a Grytviken el 23 de abril.

La noche del 24 de Abril, el “Santa Fe” DEJÓ Grytviken al saber que una Fuerza de Tareas Británica al Mando del Capitán B. G. Young se acercaba a las Georgias. A las 08.55 horas de la mañana del 25, su periscopio fue detectado por el radar del “Humphrey”, un Helicóptero Westland Wessex del Destructor “Antrim”, tripulado por el Lt. Comn. Ian Stanley (1º Piloto), SubLt. Stewart Cooper (2º Piloto) Lt. Chris Parry (Observador) y el Suboficial Aviador David Fitzgerald (Operador de Sonar). Acercándose a una distancia de 5 millas náuticas el “Hemphrey” realizó la identificación positiva y al ver que el “Santa Fe” iba a sumergirse, lo atacó con cargas de profundidad. Dañado e incapaz de sumergirse, el “Santa Fe” giró a babor y se dirigió de regreso a Grytviken, con humo y aceite (petróleo?) surgiendo de su casco.

Llegó entonces al lugar un Westland Lynx de la Fragata “Brillant” y recibió fuertes descargas de ametralladora desde el Submarino. El helicóptero lanzó un torpedo Mrk 46 pero falló, después de lo cual devolvió el fuego con sus ametralladoras hasta que llegó un Westland Wasp de la Fragata “Plymouth” y atacó a los argentinos con misiles As12. Otros dos Wasps de la Patrulla de Hielos “Endurance” añadieron sus misiles AS 12 a la desgracia del “Santa Fe”. Al llegar finalmente a Grytviken, la tripulación del “Santa Fe” lo varó y abandonó.

A las 14.45 el Wessex “Humphrey” del “Antrim” guió a dos Lynx para que desembarcaran los primeros 150 Royal Marines y Tropas Especiales de la Fuerza Aérea en Georgia del Sur. Al final del día, la guarnición argentina, tripulación del “Santa Fe” incluida, se había rendido. Milagrosamente, el único herido grave del “Santa Fe” fue un Suboficial de Armas que fue herido por un misil AS 12 y cuya pierna debió ser amputada por el equipo médico del “Antrim”.

El “San Luis” era ahora el único Submarino operativo Argentino en el Atlántico Sur y el destino del “Santa Fe” le dio la pauta de lo que podría ocurrirle si tenía la temeridad de atacar cualquier unidad de la Fuerza de Tareas Principal Británica alrededor de las Malvinas. Sin embargo, la orden recibida por el Capitán de Corbeta Fernando María AZCUETA, era atacar y él estaba dispuesto a hacerlo.

Las hostilidades propiamente dichas en las Malvinas comenzaron en la mañana del 1º de Mayo, cuando el campo de aterrizaje de Puerto Argentino fue bombardeado, primero por un Avro Vulcan del Escuadrón 101 de la RAF, luego por los Sea Harrier de los Portaaviones “Hermes” e “Invencible”, que también atacaron la pequeña pista de Goose Green. Al mismo tiempo, el Destructor “Glamorgan”, junto con las Fragatas “Alacrity” y “Arrow”, bombardearon las posiciones argentinas alrededor del Puerto Argentino. Cuando los buques se retiraban fueron atacados por tres Daggers (Aviones de fabricación Israelí) del Grupo 6 de Caza de la FAA, cuyas bombas fallaron pero cuyos cañones de 30 mm. perforaron la superestructura del “Arrow” hiriendo a un joven conscripto. La explosión cercana de una bomba provocó inundación en el “Alacity” pero el daño fue rápidamente reparado.

De los 35 aviones argentinos que llegaron a las Islas Malvinas, los Dagger fueron los únicos que realmente atacaron a los buques. En el primer combate aire-aire, los Sea Harrier derribaron a un Dagger, en Electric Camberra y 2 Dassault Mirage IIIE AS sin sufrir pérdidas, estableciendo una superioridad aérea sobre las Islas que los Argentinos no se atreverían a desafiar nuevamente. Enfrentados de todos modos con un vuelo de 400 millas que estiraron su fuerza de golpear al límite. La FAA y el CANA adoptaron tácticas de vuelo derecho, dentro y fuera, luchando por evitar a los Sea Harrier, en un intento de eliminar a los buques ingleses, especialmente a los Portaaviones.

EXCLUSION CASI TOTAL
Los Británicos, que ya sospechaban que el “San Luis” estaba en el área, no lo habían dejado fuera de su plan de ataque para resistencia “suave” en y alrededor de las islas. Poco después de comenzar el día 1º de Mayo, las Fragatas “Brillant” y “Yarmouth” fueron separadas del grupo para buscarlo al noreste de las Islas Malvinas. En su camino allí, se les unieron tres Helicópteros antisubmarinos Westland Sea King del Escuadrón 826 del “Hermes”.

A las 10.00 horas, el “San Luis” ubicó un gran barco de guerra de superficie en la bruma de la mañana, aunque la visibilidad era muy escasa para que el Capitán de

Corbeta Azcueta identificara positivamente de que clase era. De lo único que estaba seguro que era Británico, y le disparó una ráfaga de torpedos. Para la frustración del Capitán y de la Tripulación, todos los torpedos erraron el blanco. Luego del momento en que se suponía que los torpedos hubieran hecho impacto, Azcueta oyó una explosión, pero nunca pudo determinar lo que su torpedo había impactado. Algo, sin embargo quedaba claro, había un problema con la computadora automática que había sido usada para hacer el ataque. Lo que es más, el sistema de guiado de cable de torpedos no había funcionado, uno de los cables se encontró roto y el resto claramente no funcionaba bien.

Aunque Azcueta nunca estuvo seguro sobre que barco atacó, ni el resultado de su ataque, los propagandistas argentinos estaban más que deseosos de especular. Entre todas las grandes naves de la Marina Real que consideraban posibles candidatos, el más citado era el Portaaviones “Invencible”, aunque éste, en ese momento se encontraba al este de las islas, previniendo un ataque aéreo. También se habló del Destructor “Exeter”, que de hecho estaba en las Indias Occidentales y no se unió a la Fuerza de Ataque sino hasta el 21 de Mayo. Lo más probable es que Azcueta haya visto al “Brillant”, un nuevo barco del Tipo 22 Broadsword que fue originalmente llamado Fragata para evitar le nieguen los fondos para su construcción. Con un desplazamiento totalmente cargado de 4.400 toneladas, una eslora de 430 pies y un casco con autonomía incrementada que le permite operar en aguas turbulentas sin reducir la velocidad significativamente, el “Brillant” presentaba un perfil masivo que sería relativamente poco familiar a los argentinos y fácilmente sujeto a exageración.

Tras disparar sus torpedos y oír la tardía explosión, Azcueta lógicamente decidió tomar medidas evasivas contra la embestida británica que seguramente seguiría. En el caso de su pequeño Submarino diesel-eléctrico, el mejor curso de acción era descender al fondo, apagar los motores y esperar. Sin embargo Azcueta ignoraba que sus torpedos ni siquiera habían sido notados por los británicos quienes aún tenían una idea general muy vaga de adonde se encontraba el “San Luis”.

Mientras el “Brillant” y el “Plymouth” seguían peinando la zona con sus sonares, el trío acompañante de Sea King, guiados por el Capitán de Corbeta A. J. M. Hoog, trataba de localizar su blanco con boyas sonares y sonares sumergidos. Cada Helicóptero llevaba una tripulación de cuatro hombres que fueron desembarcados a bordo de las Fragatas antes que el vuelo comenzara una barrida nordeste sistemática de Puerto Argentino, cerca de 180 millas del “Hermes”. Para interrumpir la operación lo menos posible, se procedió al abastecimiento de combustible de los Helicópteros (HIFR) por primera vez en condiciones de combate. Cada Sea King se suspendería sobre la popa de una Fragata, bajaría un gancho y elevaría la línea de combustible. Mientras se realizaba esta operación de l5 minutos, la Fragata seguía sus maniobras normales de ASW y los Helicópteros igualaban sus movimientos.

Justo después de oscurecer, los tres Helicópteros volvieron al “Hermes”, habiendo recargado de las Fragatas un total de diez veces, cada uno cambió la tripulación una vez y dejó caer seis cargas de profundidad MK II y dos torpedos MK 46 en un periodo de 10 horas. Uno de los Sea KingXZ577, estableció un récord de 10 horas veinte minutos en el aire durante una misión operacional. Las Fragatas continuaron durante la noche su caza del “San Luis”.

Por todos los logros técnicos que ocurrían sobre las olas, ninguno de los esfuerzos de los equipos ASW tuvo éxito en localizar o dañar al “San Luis”. La táctica del Capitán de Corbeta Azcueta de dirigirse al fondo y esperar a sus perseguidores era tan vieja como el Submarino mismo, pero él fue ayudado de manera efectiva por la naturaleza del terreno, una plataforma rocosa e irregular que frustraba al sonar más moderno. La contribución de la tripulación a la seguridad de su nave fue simplemente la de mantener el ruido mínimo por más de 18 horas que permaneció quieta en la plataforma rocosa.

Sin embargo, después que el nervioso suspenso quedó atrás para él y sus hombres, el informe de combate de Azcueta afirmaba que mientras escuchaba las cargas de profundidad cerca de su posición, nunca se acercaron demasiado como para hacer peligrar a su barco. Él dedujo que las cargas de profundidad probablemente intentaban molestar a su propio sonar más que destruirlos, o simplemente mantenerlos abajo. Y ciertamente, aunque los británicos no tenían su posición, Azcueta no fue tan tonto como para presionar su suerte dejando el fondo del océano. A pesar de la falta de suerte en capturar a su presa, las tripulaciones de las Fragatas y Helicópteros británicos se consuelan retrospectivamente en el hecho que mientras sus golpes al azar mantenían al “San Luis” abajo, éste no podía amenazar su fuerza de ataque.

Mientras el equipo británico ASW buscaba al “San Luis”, TG.79.1, centrado alrededor del ARA “25 de Mayo”, iba tomando posición justo afuera de la TEZ, al noroeste de Malvinas. A mitad de la tarde, el Almirante Allara recibió información que confirmaba la presencia de una fuerza operante británica que incluía al Portaaviones “Invencible” al norte de Puerto Argentino.

El escenario estaba dispuesto para el primer duelo entre Portaaviones desde la Batalla del Golfo Leyte el 25 de Octubre de 1944. Pero el destino tuvo un giro inesperado. Con más de 250 millas náuticas entre el “25 de Mayo” y su contrapartida británico, sus ocho Skyhawks Douglas A-4Q llevaba una cargo total de combate de combustible y 500 libras de bombas de propósito general retardado MK-82 Snake-eye, por lo cual, la velocidad del Portaaviones y su catapulta no serían suficientes para impulsar la nave sin el impulso agregado del factor viento de por lo menos 25 nudos. Generalmente, vientos de más de este mínimo no eran difíciles de encontrar en las aguas tormentosas del Atlántico Sur en esa época del año, pero en este día en particular, los argentinos, se encontraban en el medio de una zona de alta presión. La velocidad del viento apenas pasaba los 5 nudos, imposibilitando el impulso de la nave. Para las 5.30 horas el ataque era improbable y un frustrado Almirante Allara decidió posponer la misión hasta el amanecer del día siguiente.

Aunque los Skyhawks del “25 de Mayo” no estaban equipados para operaciones nocturnas, sí lo estaban los seis rastreadores Grumman S-2L de su Escuadrilla Antisubmarina. Justo antes de medianoche uno de los rastreadores restableció contacto con los británicos. Sin embargo después de medianoche el grupo del Portaaviones argentino fue a su vez localizado por un Sea Harrier del “Invencible”.

 El 2 de mayo por la mañana, Allara instruyó a sus pilotos de Skyhaws a estar listos para un renovado esfuerzo para golpear el “Invencible”, solamente para posponer la misión nuevamente, luego que uno de sus rastreadores informara que no podía localizar a los británicos en el área donde habían estado antes.

Hasta entonces, a pesar de la creciente ansiedad argentina por la amenaza presentada por los tres Submarinos nucleares británicos que se sabía operaban en las aguas profundas entre Malvinas y el continente, el “25 de Mayo” había escapado a que lo descubrieran. El “General Belgrano” y TG.79.3, sin embargo fueron menos afortunados, habiendo sido avistados y oscurecidos por el HMS “Conqueror” la tarde del 1º de Mayo. El 2 de Mayo por la mañana hubo una reunión de gabinete de guerra en Londres para discutir si las reglas de combate permitían un ataque al Crucero argentino, que se aproximaba, si bien aún permanecía fuera del TEZ. La Primer Ministro Thatcher, se decidió a favor de un ataque y cerca del mediodía llegó un mensaje al Comandante Cristopher Louis Wreford-Brown en el “Conqueror”.

Aunque su Submarino llevaba modernos torpedos guiados a cable Mark 24 “Tigerfish”, Wreford Brown optó por los clásicos Mk 8 de la Segunda Guerra Mundial porque podía disparar más de ellos a la vez y porque sus pesadas cabezas (750 libras comparadas con las 331 del Tigerfish) serían más efectivas contra el casco del Crucero. Tras pasar mas de dos horas buscando una buena posición de golpe, a las 3.57 PM, el “Conqueror” envió una ráfaga de tres torpedos al zigzagueante crucero y sus dos destructores escoltas desde una distancia de 1.400 yardas. Cuarenta y tres segundos más tarde, Wreford Brown vio una bola de fuego naranja surgir del Belgrano, seguida de una segunda. Su tercer torpedo impacto al Destructor “Bouchard”, pero no explotó.

Por sobre el clamor de treinta tripulantes gritando, Wreford Brown ordenó: “Diez abajo, treinta a estribor, a media máquina, l30 revoluciones”. A los pocos minutos el estallido de sonar, seguido de una ruidosa carga de profundidad trajo de vuelta a la realidad a la jubilosa tripulación del “Conqueror”. Había silencio – un oficial escribió – “De repente ya no era divertido lo que hacíamos. Estabamos del lado receptor”.

Buceando a 985 pies, el “Conqueror” logró evadir las intenciones del “Bouchard” y su par “Piedrabuena”. Tras recorrer el área donde pensaban que estaría el Submarino con cargas de profundidad y erizos, por más de un cuarto de hora, los dos Destructores argentinos dejaron el área, en vez de arriesgarse a ser ellos hundidos. Abandonado a su destino, el Belgrano estaba “in extremis”. El Capitán de Navío Héctor Bonzo calculó que los dos golpes causaron cerca de 330 bajas de una tripulación mayormente formada por conscriptos sin entrenar, además de extinguir las bombas de energía. En 20 minutos, el “Belgrano” se inclinó 21 grados y a las 16.25 HORAS, Bonzo ordenó “abandonar el buque”. Al igual que el “Phoenix” de la Marina Estadounidense, había sobrevivido el ataque sorpresa en Peral Harbour el 7 de diciembre de 1941; Ahora tenía el dudoso privilegio de ser el último sobreviviente de Pearl Harbour perdido en combate, en manos de un anterior aliado. El “General Belgrano” fue también la primer víctima de un Submarino Nuclear, aunque los torpedos que lo hundieron eran escasamente más modernos en concepto que él mismo.

En aproximadamente 50 balsas brillantemente coloreadas, los sobrevivientes se agruparon contra vientos de 30 millas por hora en mares picados y una sensación térmica de 20 grados bajo cero. Después de 32 horas, en las cuales siete hombres en dos balsas murieron congelados, los sobrevivientes fueron encontrados y rescatados. De los 1.138 hombres del “Belgrano”, 368 habían muerto. Poco después de hundirse se enteró el TF.79.1.

Las muertes de tantos de sus camaradas fue un impacto profundo en todo el personal de la Armada Argentina, pero para los Comandantes Navales argentinos, confirmó la vulnerabilidad de todos sus buques a ataques submarinos y los forzó a reconsiderar sus prioridades. Antes del ataque a Malvinas, el principal adversario de la armada había sido la pequeña pero no menos potente Armada de Chile, con quien la Argentina tenía suficientes disputas limítrofes, y con quien la perspectiva de guerra era una constante posibilidad. De pronto, a los ojos del almirantazgo argentino, el riego de perder el “25 de Mayo” y el “Belgrano” y por ende inclinar la balanza de poder naval a favor de Chile, se convirtió en un precio inaceptable a pagar por un puñado de desoladas islas del Atlántico Sur. Consecuentemente, el “25de Mayo” y el resto de la TF.79 se replegaron a las costas del continente y el Portaaviones retornó Puerto Belgrano el 4 de mayo. Los helicópteros, Skyhawaks, rastreadores y Sikorski S-61D-4 fueron transferidos a bases en tierra, desde las cuales, junto a las unidades de la FAA seguirían la pelea.

El Submarino “San Luis”, también aún operando, era ahora el único buque de combate mayor de la Armada en el mar, y todavía al acecho dentro de la zona de Exclusión Total.

Irónicamente, la actividad británica más intensa se realizaría en reacción a un ataque con el cual del “San Luis” no tenía nada que ver. El 4 de mayo, el CANA tuvo su oportunidad de vengar al “Belgrano” cuando un misil Exocet AM.39 disparado desde un Super Enterdard Dassault-Breguet de la 2da. Escuadrilla de Caza y Ataque golpeó al Destructor “Sheffield”. El misil no explotó, pero rompió líneas de combustible, destruyó bombas de agua principales y la Sala de Control y su propio combustible ardiente empezó a destruir y que solo pudieron combatirse con extinguidores y baldes de agua. Murieron veintiún tripulantes del “Sheffield”.

Hubo confusión cuando llegaron las Fragatas “Arrow” y “Yarmouth” y sus helicópteros a asistir al estropeado Destructor. El hecho de que el Exocet, que al haber sido usado en combate por primera vez aún no había sido identificado como tal, haya penetrado al “Sheffield” a la línea de flotación hizo pensar a los Británicos que el barco podía haber sido víctima de un torpedo. Con esa premisa y las actividades del ASW del 1º de Mayo para avivar la imaginación, uno de los tripulantes de un helicóptero informó sobre posible actividad submarina en las proximidades.

Consecuentemente el “Yarmouth” dejo sus deberes de evacuación para ayudar a detectar el contacto, mientras el “Arrow” se quedó a ayudar a extinguir el fuego y, cuando todo se vio perdido, a evacuar a los 236 tripulantes. Junto al “Yarmouth” estaba su helicóptero Wasp y el Lynx del “Arrow” que atacaron varias veces con sus torpedos MK 46 sin resultado positivo. Ese día también buscaron cinco Sea King del Escuadrón 820 del “Invincible” y varios del Escuadrón 826 del “Hermes”.

La “actividad submarina” que inspiró tales esfuerzos pudo provenir de una ballena o de una zona de algas, pero ciertamente no del San Luis”. Azcueta seguía abajo hacia el norte, hablando a su tripulación de un renovado esfuerzo y evaluando su propio decepcionante ataque del 1º de Mayo. Dado la naturaleza poco confiable de la computadora automática y de los sistemas guiados de cable de los torpedos del “San Luis”, decidió que su próximo golpe sería hecho con cálculos manuales y a menor distancia.

El 9 de mayo, el “Yarmouth” remolcó al “Sheffield” hacia las Georgias del Sur, pero al día siguiente el clima empeoró y el “Shiffield” finalmente se hundió.

La noche del 10 al 11 de Mayo, la Fragata “Alacrity”, Comandada por el Capitán C: J: S: Craig andaba por Falkland Sound para localizar defensas costeras y campos minados cuando encontró una nave no identificada que no contestó sus desafíos. La “Alacrity” le disparó prontamente con su cañón 4.5 varias veces, el barco explotó en llamas y se hundió. Se trataba del Transporte Naval de 3.840 toneladas “Isla de los Estados”, la que había tratado de correr el bloqueo británico a Fort Howard cargada de combustible de aviación y otros pertrechos para la guarnición. Dos días después solo rescataron a solo dos supervivientes.

El “Alacrity” y el “Arrow” siguieron completando el barrido del Sound, emergiendo a través del pasaje nordeste, donde, sin ellos saberlo, había vuelto el “San Luis” para reanudar su propia misión mortal. Según Azcueta, él vio que dos barcos de superficie, probablemente Destructores, entraban en su área de patrullaje. Usando información del Sonar y guiado a mano, apuntó a uno de ellos a las 1.40 AM del 11 de Mayo, lanzó un torpedo SST-4 a 5.000 yardas.

Nuevamente, los resultados del ataque eran inconclusos. Desde el punto de vista argentino pareció que los dos barcos – se salieron del área a gran velocidad – pero, significativamente, no hubo desquite de las unidades ASW como el 1º de Mayo.

El “San Luis” continuó su patrullaje pero ese día, más tarde, Azcueta recibió ordenes de terminar su misión y volver a su Base de Mar del Plata. La Armada decidió que Azcueta y sus hombres habían puesto lo mejor de sí, pero que había arriesgado a su buque y sus hombres lo suficiente, con armas que parecían no lograr nada.

Más tarde, la tripulación del HMS “Arrow” descubrió que una boya señuelo que había estado remolcando estaba dañada.

Al principio lo atribuyeron al varado, pero es más posible que haya sido golpeado por el torpedo del “San Luis”, que para coronar un viaje cargado de decepciones, fallara sin explotar.

El resto de la Campaña del Atlántico Sur es historia. EL 2l de Mayo los británicos llegaron a San Carlos y comenzaron una ofensiva terrestre que finalmente llevaría a Puerto Argentino. Mientras los soldados y marines avanzaban, se llevaba a cabo una desesperada lucha por el mar entre las unidades de soporte de la Marina Real y la aérea de las FAA y el CANA, comenzando con el hundimiento de la Fragata “Ardent” el día del desembarco.

Dos días después, la Fragata “Antelope” fue alcanzada por dos bombas lanzadas por Skyhawks que no explotaron, una de las cuales detonó más tarde. Al día siguiente el “Antelope” se rompió en dos, formando una forma final desafiante “V” antes de que se deslizara bajo las olas.

Los Británicos esperaban fuego el 25 de Mayo, el día de la Independencia del enemigo, y los argentinos no los decepcionaron. Las Fragatas “Broadword” y “Argonaut” fueron golpeadas por bombas, la última de éstas seriamente dañada, mientras el Destructor “Coventry” fue bombardeado y hundido por Skyhawks A4P del Grupo 5 de Caza de la FAA, con la pérdida de 17 hombres. Más tarde los Super Enterdard de la 2da. Escuadrilla de Caza y Ataque de la Armada golpearon de nuevo, dos de cuyos Exocet dañaron mortalmente al barco Portacontenedor “Atlantic Conveyor” de 15.000 toneladas.

El 30 de Mayo, la FAA y el CANA enviaron su esfuerzo colectivo en un último intento de eliminar la fuerza de ataque británica aplicando ataques aéreos ampliamente dispersos para causar el mayor daño posible el mayor número de naves. Luego continuaron ataques aéreos intermitentes, uno de los cuales, proveniente de dos Skyhawks del Grupo de Caza de la FAA, causó tal daño el 8 de Junio al “Sir Galahad” que éste fue hundido veinte días mas tarde, pero para ese entonces la causa argentina estaba perdida. El 14 de Junio a la medianoche. El General Benjamin Menendez, rendía sus últimas fuerzas y las Islas Malvinas se convirtieron oficialmente en las Falklands de nuevo.

No mucho tiempo después de la pérdida de Malvinas, la desacreditada Junta Militar del General Leopoldo Galtieri se derrumbaba, para ser reemplazada por un Gobierno democrático.

Los hombres de servicio británicos que habían recobrado las Malvinas regresaron a casa con una bienvenida de héroes. Muchos recibieron condecoraciones, incluyendo la Orden de Servicio Distinguido al Comandante Cristopher Wreford Brown del HMS “Conqueror”, y otras medallas para varios miembros de su tripulación.

A los combatientes argentinos no los esperó tal reconocimiento oficial a su retorno, aunque los aviadores pronto supieron del elogio rencoroso expresado hacia ellos por sus adversarios británicos. Años después, sin embargo el Congreso nacional Argentino expidió tres grados de reconocimientos para quienes habían cumplido con su deber en la Guerra del Atlántico Sur, un galón de campaña para todos ellos, cerca de 80 galones de mayor status para los que se distinguieron en combate y dos o tres medallas especiales por actos de valor extraordinario. Una de las condecoraciones de segundo rango fue para el Capitán del Submarino “San Luis”, con la simple leyenda: “Del Congreso Nacional para el Capitán de Corbeta Fernando María Azcueta, combatiente en Malvinas”.

Aunque el daño material que el “San Luis” causó a la Fuerza de Ataque Británica fue prácticamente nulo, su presencia causo considerable ansiedad y generó una cantidad de actividad ASW desproporcionada, aunque no estuviera en escena. Su penetración en la zona de Exclusión Total, y su subsiguiente retorno a salvo dió un estímulo moral muy necesario a la Flota Argentina en medio de la amargura de naves y una guerra perdidas.

El “San Luis” fue también la fuente inadvertida de un fragmento mítico del folclore de las Malvinas. Aunque Azcueta no hizo ningún reclamo positivo de haber hecho blanco en nada, eso no evitó que la máquina propagandística de su tierra sugiriera que había dado al “Invincible” con un torpedo que no explotó. En vez de verificar la veracidad de ese reclamo, la prensa británica “corrió” con la historia – como hizo el Comité Británico Atlántico con posterioridad. Solo después supo la tripulación del “invincible” que su barco había sido torpedeado. Por ello, a su regreso fue a dique seco y su casco examinado minuciosamente. No se encontraron daños de impacto, pero para ese entonces la historia era de “conocimiento” y ampliamente difundida por la prensa.

A un nivel más serio, la modesta hazaña del “San Luis” enseñó una solemne lección a Inglaterra y a otros miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte respecto de lo que podían hacer los pequeños Submarinos Diesel. Despúes de todo, había penetrado las defensas de la Marina Real, llevado a cabo dos ataques de torpedo y luego escapado de sus perseguidores. Si sus torpedos hubieran funcionado mejor, o su tripulación hubiera estado mejor entrenada en su uso, la lección pudiera haber sido más amarga para los Británicos.

Pero en cuanto a las limitaciones del arte de la guerra y las armas de alta tecnología, el “San Luis” tuvo una buena campaña durante la guerra del Atlántico Sur. Su equivalente más exitoso, el HMS “Conqueror”, había usado torpedos convencionales y antiguos para hundir a su victima, mientras que el equipo ASW de avanzada no fue lo suficientemente bueno para atrapar al “San Luis”. Los dos barcos británicos habian sido hundidos por misiles guiados aire-superficie, pero cuatro se perdieron para subsanar las bombas que valientes y hábiles pilotos dejaron caer, diferenciándose de sus precedecesores de la Segunda Guerra Mundial solo en la velocidad a la cual volaban.

Otro de esos antiguos y aparentemente incambiables factores, fue el valor, el valor de los hombres de ambos lados en enfrentar una variedad de mecanismos mortales que ahora van desde balas 7.62 mm. a misiles guiados.

Poco diferencia al Capitán de Corbeta Fernando María Azcueta y su tripulación de los hombres que pelearon en submarinos en guerras pasadas, salvo la tecnología más avanzada que tuvieron que enfrentar. Y queda el hecho que violaron aguas que ninguno de sus connacionales fueron capaces de penetrar – y volvieron para contar la historia.

-------------- FIN CAPITULO ------------------

Estimados Amigos de elSnorkel.com

Como tripulante del San Luis en 1982, entiendo que este capitulo esta ajustado a la verdad histórica. Seguramente, faltaran detalles de lugares, horarios, circunstancias especiales, que no están reflejadas en él.
La ponderación que hace el autor sobre el accionar del Comandante, Capitán AZCUETA, si bien es aceptable, es mi opinión y seguramente del 99% de la tripulación que integré en ese entonces, que supera ampliamente lo expresado por el escritor, ya que este, no toma en cuenta, por razones lógicas, los pormenores de su Comando, de su preocupación por el estado de sus hombres y la tremenda soledad en que a cada minuto tomaba decisiones que nos involucraban a todos nosotros.
Merece mucho más que lo escrito hasta ahora. Realmente un zorro del mar, un héroe con todas las palabras.
Por eso “su tripulación” le otorgó hace 24 años la condecoración que pocos militares lucen. La de ser nuestro “Comandante....hasta el final de nuestras vidas”.......No es poca cosa, no? Su silencio de 24 años confirma su humildad y hombría de bien.

Nunca recibió un reconocimiento oficial que no sea el que año a año le brindamos aquellos que estuvimos bajo su mando. Quizás algún día, antes que el Gran Almirante nos ordene presentarnos ante él, tenga el merecido homenaje que merece.

Un fuerte abrazo.........
Alberto Poskin
Tripulante del ARA San Luis Malvinas 1982

El Sr. Alberto Poskin , tripulante de ARA San Luis en Malvinas 82, nos envia esta transcripcion del CAPITULO 14 del libro DEFIANCE AT SEA de Jon Guttman , que describe desde su investigacion la Batalla Solitaria del ARA San Luis en Malvinas.

COMMENTARIOS

BLOGGER
Nombre

(SSN 699),1,1:350,1,1ra Guerra Mundial,12,214,1,2da Guerra Mundial,45,3D,1,667BDRM,2,Abel Basti,1,ABYSS,1,accidente submarino,61,ACTUV,3,Adiestramiento,10,Adolf Hitler,1,AE1,1,Africa,3,AIP,13,Akula,4,Alanger,1,Alberto Guglielmotti,1,Alejandro Amendolara,1,Alemania,25,Alexander Nevsky,1,alistamiento,1,Almanaque 2016,1,Almirante Merino" (BMS-42),3,AMRJ,3,Amur 1650,2,Angelo Nicolaci,1,Aniversa,1,Aniversario,17,AnnualEx,1,ARA Salta,17,ARA San Juan,58,ARA San Luis,23,ARA Santa Cruz,9,ARA Santa Fe,18,ARA Santiago del Estero,5,ARC Bolivar,1,ARC INdomable,8,ARC Intrepido,10,ARC Pijao,8,ARC Tayrona,7,ARCH SS-20 Thomson,11,ARCH SS-21 Simpson,15,ARCH SS-23 O´Higgins,3,Argelia,3,Argentina,185,Argerlia,1,Armamento,19,Arnaldo Funes,1,Artico,1,ARV Caribe S-32,2,ARV Carite,1,ARV Carite S-11,1,ARV Sábalo S-31,1,ASDIC,3,Asia,40,ASMAR,5,ASMAR.,1,Asociación Submarinistas Alemanes - VDU,1,Asociación de Oficiales Submarinistas del Perú,1,ASR-II,1,ASW,11,Atlantic Coach 2015,1,ATP-10,1,ATP-57,3,Australia,19,Autralia,4,AUV,4,AWS,13,BAE SS-101 Shyri,28,BAE SS-102 Huancavilca,11,BAE Systems,4,Balao,1,Baltico,2,BALTOPS,1,Bangladesh,2,BAP ABTAO,2,BAP Antofagasta,5,BAP Arica,4,BAP CHIPANA,3,BAP Ferre,1,BAP Pacocha,9,BAP Palacios,1,BAP S-31 Angamos,7,BAP S33Pisagua,5,BAP SS-49 La Pedrera,1,BAP SS35 ISLAY,3,Base Naval Contralmirante Agustín Armario,1,Base Naval Mar del Plata,2,Base Naval Talcahuano,2,Baterias,8,bentos,2,Bester-1,4,Black Shark,1,BNS Joyjatra,1,BNS Nabajatra,1,BOGATUN,1,Botadura,2,Brasil,79,Brummel Vazquez,1,Buceo,1,Bulavá,5,búsqueda y rescate,48,Buzos tacticos,2,C-3,1,C-4,1,Callisto,3,CAMNE,1,Canada,8,CARI,1,Carlos Damelio,1,Cartago,3,Cascos y Estructuras,8,Cassidian,1,ceremonias,39,certificación de una escotilla,1,Ceuta,1,Chief,2,Chile,95,CHILEMAR,9,China,28,Christian Alfredo Widmann,2,CIA,1,Cine,9,Cine y Series,1,Clase 035G,2,Clase 093,1,Clase 093G Shang,1,Clase 600,4,Clase A26,5,Clase Astute,2,Clase Chang Bogo - III,2,Clase Collins,3,Clase Dapnhé,1,Clase Echo,1,Clase Foxtrot,3,Clase Gotland,1,Clase Jin,1,Clase Juliett,2,Clase Kalvari,1,Clase Kobben,1,Clase Los Angeles,2,Clase Romeo,1,Clase S-70,4,Clase S-80,5,Clase Sierra,1,Clase Soryu,7,Clase SX 506,1,Clase Trafalgar,1,Clase Typhoon,1,Clase Ula,2,Clase Upholder,4,Clase Varshavianka,2,Clase Victoria,2,Clase Virginia,5,Clase Walrus.,1,Clase Whiskey,3,Clase Yuan,1,Cofs,4,colisión,14,Colombia,48,Comandante,1,Comandantes,1,Comando de la Fuerza de Submarinos.,1,Comandos Anfibios,1,Comics,1,cómics,3,COMPUTEX,1,Comunicaciones,4,condecoraciones,2,Consola de Gobierno,1,Control Averias,1,Control del Mar,1,Convertidores,1,corea,2,Corea del Norte,7,corea del sur,17,Cosme Garcia,1,COSPAT,1,Crocodile,1,CSS Hunley,2,CTBTO,2,Curiosidades,2,Curso escape,3,cursos,7,D-26 Bouchard DEBU,1,Daewo,2,DAMEN,1,Daniel Prieto,7,DAPHNE,1,DARPA,1,Das Boat,1,Datos Subs,2,David Claudio Lagar,4,DCNS,14,decomisos,2,DEFENSA ANTIAEREA SUBMARINA,1,Delfines,1,DeltaIV,2,Desguace,1,DESI,25,detección subacua,2,DEYSEG,1,Dianca,1,Diego Quevedo Carmona,2,Diesel Electric Submarine Initiative,1,Dique Young,1,DISSUB,1,Dmitri Donskoy,2,Documental,6,Dolphin II,5,Dr Pablo Castro,24,Drones,4,DSME,4,DSRV,2,Dynamic Manta,5,Dynamic Monarch,1,Dynamic Mongoose,5,ECA Group,3,Eckernförde,1,Ecuador,34,Egipto,5,Ejercicios,75,ELBIT SYSTEMS,1,Electricidad,1,Electronica,6,elSnorkel,14,emergencia submarino,20,En Astilleros,27,enigma,3,Enrico Toti,1,Entretenimiento,2,Entrevistas,1,Erich Saumeth,1,Escape de Submarinos,4,escotilla de rescate,1,Escuadrón de Submarinos,2,Escuela de Submarinos,14,España,85,Especialidades,15,Estrecho de Ormuz,2,Euronaval 2014,1,Europa,5,eventos,10,EXPODEFENSA,1,Exponaval,5,F21,1,Facundo Rovira,1,Falkland 1982,1,Fateh,3,Felix Artuso,4,Ferre,1,Fincantieri,1,Firmas Acusticas,1,Fleetex,1,Flota Rusa del Norte,1,Flotilla de Submarinos,3,FORONAVAL,1,fotos,2,Foxtrot,3,Francia,10,FRANCISCO FERNÁNDEZ MATEOS,1,Francisco Guido Rossomando,10,Fuerza de Submarinos,2,fuerzanaval.com,1,Fuerzas especiales,1,fumar,2,G7a,1,Gabler,2,Ghadir-955,1,Gibraltad,1,Giorgias,1,Golfo de Persico,1,Gonzalo Salinas,1,Gorka L Martínez Mezo,8,GPS,1,Grecia,7,Grupo Naval (DCNS),2,Grytviken,3,Guerra Antisubmarina,6,Guerra Civil,1,Guerra Electronica,1,Guerra Fria,8,Guilherme Poggio,3,Gunther Prien,2,Guppy,6,H-3 Rucumilla,1,habitabilidad,1,HDW,4,Héctor Galisteo Streeksoff,1,helices,2,Helicopteros,1,Heraldica,1,hidroacústica,1,HIPOPÓTAMO,1,Historia,120,HMAS Farncomb,1,HMAS Onslow,1,HMCS Chicoutimi,1,HMCS Windsor,1,HMS Ambush,3,HMS Artful,2,HMS Astute,4,HMS Audacious,2,HMS Audacius,1,HMS Conqueor,2,HMS E5,1,HMS Ocelot,1,HMS Onyx,2,HMS Superb,1,HMS Talent,2,HMS Tarpoon,1,HMS Trenchant (S91),1,HMS Triumph,1,HMS Valiant,1,HMS Vanguard,1,HMS Vengeance,1,HMSC Chicoutimi,5,HMSC Victoria,1,HMSC Windsor,1,Hobby,2,holanda,8,Homenajes,4,HQ-186 Da Nang,2,HQ-187 Ba Ria-Vung Tau,2,HS Katsonis (S-123),1,HS Matrozos (S-122),1,Huancavilca,2,HY-80,2,Hyatt (SS-23),2,HYDRA,1,I-400,3,I-52,1,ICEX,1,ICN,1,IDAS,1,Impresos,2,Incendio,4,incidentes,1,Incorporacion,3,India,26,Indonesia,9,Indra,1,Industria Naval,300,Infografias,8,Ing Carlos E. Torres,7,Inglaterra,3,INS ARIHANT,4,INS Kalvani,3,INS Kalvari,1,INS Khanderi,1,INS RAHAV,1,Ins Sindhudhvaj,1,INS Sindhurakshak,3,Iran,6,ISA,2,ISMERLO,6,ISN Dakkar Tz-77,1,Israel,7,Issac Peral,3,Itaguaí,2,Italia,21,Jangbogo II,1,Jangbogo III,2,Japon,23,Japón,1,Javier Navia,2,JL-2,1,Jorge A Ricaldoni,1,José Javier GUERRERO DEL CAMPO,7,José María Ramírez Iglesias,1,Juan Carlos Federico Blume Othon,2,juegos,5,Juliett,1,Juliett 484,1,K-19,3,K-266,1,K-3,1,K-322 Kashalot,1,K184,1,Ka-27,1,Kaiten,1,Kambala,1,Karl Flach,4,KIEL,1,Kilo,16,Kniaz Pozharski,1,kockum,1,Kólpino,1,Kongsberg.Kongsberg,1,Krasnodar,2,KRI 404 Ardadedali,1,KSS-II,1,KSS-III,1,KTA Naval System,1,kursk,8,LAAD,1,Lada,4,Lanzamientos,4,Latinoamerica,367,Le Terrible,1,Lewis Mejía Prada,1,liam nisson,1,Libros,4,Lic Bakic Guillermo,5,Lockheed Martin.,1,Los Flota,1,LR5,1,Luis Enrique Velez Roman,3,Luiz Padilha,1,magnetohidrodinamica,1,Malvinas 1982,76,manteniemiento,4,mantenimiento,1,mar negro,4,Marcelo Malara,1,Maria Petkovic,1,Mariano Sciaroni,16,Marruecos,1,Martín Piazza,1,Mediterraneo,1,MESMA,1,Methanol,1,Mexico,2,midget,1,Mini Submarinos,7,Ministro de Defensa,1,Misil,1,Misiles,5,Mistral,1,MK-48,1,MLU,1,MO-103,1,Modelismo,1,Modelismo cratch,1,Modelismo Kits,3,Modelismo Papel,1,Modernizacion,1,Mujeres en submarinos,25,Musa,1,Museos,40,Naufragios,3,nautilus,1,Naval Group,2,Navantia,5,navegacion,1,Navegación,1,Nerpa,1,NICOMEDES SANTA CRUZ,1,Noruega,7,NRP Arpao,1,NRP Tridente,8,O´Brien (SS-22),2,Oberon,3,Obnisk,1,Ocean Infinity,3,Oceania,1,Oceano (S-118),1,Ocio,38,OpenDays,1,OPERACIÓN “HOKEHAMTON”,1,Operacion Baldur,1,Operaciones de combate,3,Operaciones de Inteligencia,1,Operaciones Submarinas,4,Optronico,2,ORION,1,ORP Kondor,1,ORP Sokol,1,Oscar,2,Oscar Filippi,1,OTAN,37,Otto Kretschmer,1,p,2,P-3 Orion,1,P-8A Poseidon,2,Pablo Castro,1,Pakistan,2,Panama,1,Panorama,32,Patrulla de Guerra,1,pecio,1,pecios,11,Peral,1,Periscopio,3,Peru,82,Peter Mulvany,1,Pietro Venuti (S 528),1,PIlas de Combustibles,1,Podmoskovie,1,polonia,7,POLYPHEM,1,Portugal,11,POSYDON,1,Precursores,11,Propulsion,18,PROSUB,23,Proyecto 636,5,Proyecto 636.1,3,Proyecto 636.3,6,Proyecto 941,1,Proyecto 949,1,proyecto 955 Borei,7,Proyecto 971,1,pruebas de mar,1,Publicaciones,6,Punta Arenas,1,R-29,1,Reino Unido,11,Relato,1,Relato de Guerra,4,rescate submarino,6,Reserva Naval,1,Revista Naval,1,Revistas,1,Ricardo Burzaco,1,RIMPAC,4,Rio III,1,ROASW,2,Roberto Marcelo Paz,19,Rodríguez Labandera,2,Roger L. Cotrina Alvarado,1,ROKS Dosan Ahn Changho (SS-083),1,Rosoboronexport,1,ROV,1,Royal Navy,22,Rusia,128,S-10,1,S-1000,3,S-110 Glavkos,1,S-20 Humaita,1,S-21 Tonelero,1,S-30 Tupi,2,S-32 Timbira,4,S-33 Tapajo,2,S-41 Humaitá,1,S-61 Delfin,1,S-62 tonina,3,S-71 Galerna,3,S-72 Siroco,1,S-73 Mistral,2,S-74 Tramontana,2,S-80,26,S-81,1,S-81 Isaac Peral,1,S-BR2 Humaitá,1,S1 Santa Fe,2,S102 Charlotte Maxeke,1,S11 ARA Santa fe,2,S12 ARA Santiago del Estero,1,S161 BNS Nabajatra,1,S162 BNS Joy Jatra,1,S2 Santiago del Estero,2,S20,1,S3 Salta,2,S42 (864),1,S529 Romeo Romei,2,Saab,4,Sábalo(S-31),4,SAES,15,salvamento,2,Santiago Aversa,1,SAR,5,SARMISS,2,SARSAT,1,SARSUB,13,satelite,1,Saukko,1,SBR-1 Riachuelo S-40,8,SBR-2,1,SBR-3 Tonelero,1,scapa flow,2,Scire,1,Scorpene,16,Scratch,1,SEA1000,1,Seabed Contructor,1,sebastopol,1,Sekiryu SS-508,1,sener,2,SenToku,1,Ser Submarinista,123,Serie 60,1,Series TV,1,Shkval,2,Shortfin Barracuda,1,SIFOREX,1,Silent Hunter,1,SIMA,3,Simuladores,4,Simuladores PC,2,Singapur,2,Sistemas de combate,4,Sistemas de Gobierno,1,Sistemas de Propulsión,1,Smer,2,SMEREX,1,smg macallé,4,SMG Scire,1,SMX-26,1,SNB Alvaro Alberto,1,SNLE,1,snorkel,2,Sonar,25,SRC,1,SRDRS,2,SRV,2,SS 078 Yu Gwan-sun,2,SS Carrera,8,SS-508 Sekiryu,1,SS-791 Hai Shi,1,SS-792 Hai Pao,1,SSBN James Madison,1,SSK,1,SSK SS-511 Oryu,1,SSK tikuna,2,SSN,1,SSN-791 Delaware,1,SSN-792 Vermont,1,Stari Oskol,1,STIRLING,1,STM,1,STN Atlas Elektronik,2,subdiex,11,Submarine Rescue Diving and Recompression System,1,Submarine Rescue Vehicle,1,submariner memorial,1,submarinistas,1,Submarino,3,Submarino Diesel,11,Submarino Museo O'Brien,8,Submarino Nuclear,41,submarino siniestrado,1,Submarinos,1,Submarinos de ataque,1,Submarinos de Bolsillo,1,Submarinos Diesel,8,Submarinos Hundidos,15,Submarinos Hundidos.,34,Submarinos Nucleares,11,Submarinos R/C,14,Submarinos Rusos,46,SUBP-SS (Rt) JORGE ECHEVERRIA M,2,Subs en Guerra,51,Sudafrica,2,suecia,10,Supercavitacion,2,Sydney Sonartech Atlas,1,Tailandia,2,Taiwan,6,Tamoio S-31,2,Tandanor,1,Tapajo,1,Tarantinos,4,Tebaldo RICALDONI,2,Tecnologia,196,Thales,1,THE PERISHER,6,ThyseenKrupp,4,tikuna,1,Tipo 041,2,Tipo 209,30,Tipo 209P,5,Tipo 214,11,Tipo VIIB,1,Tipo098,1,Titanic,1,TKMS,7,Tomas Ramiro Pérez Romero,3,Tonina,1,Torpedos,21,TR-1700,2,TR1700,1,tragedia,1,Tramontana,1,Triatlon,1,Trident,2,Tripulacion.,1,TTC Ayelén Gagliolo,1,TTC Marina Roberto.,5,Turquia,7,TYpe 206,6,Type 206A,3,Type XXI,2,Typhoon,7,U-10 S189,1,U-156,1,U-250,1,U-307,1,U-31,1,U-32,1,U-33,1,U-34,1,U-35,2,U-36,2,U-455,1,U-47,1,U-530,8,U-537,1,U-576,1,U-581,1,U-65,1,U-87,1,U-9,1,U-977,8,U-Boat,16,U-boats en Latinoamerica,9,U206,1,U212,19,U214,1,U216,1,UBoat,45,Ucrania,2,UFEM,1,Uniformes,1,Unitas,3,URSS,8,US navy,36,USA,2,USNavy,67,USS Clagamore (SS-343),1,USS Connecticut (SSN 22),1,USS GUARDFISH,1,USS Gurnard,1,USS Herring,1,USS Illinois (SSN 786),1,USS Jacksonville,1,USS Lamprey,1,USS Ling,1,USS MIAMI,2,USS Montpelier,1,uss ohio,1,USS Scorpion,2,USS Seawolf. (SSN 768),2,USS Skipjack,1,USS South Dakota,1,USS Springfield (SSN-761),1,USS Thresher,4,USS Wyoming,1,UUV,4,UVV,3,V2,1,valdivia,1,vehículos submarinos no tripulados,4,Veliki Nóvgorod,1,Venezuela,22,veteranos,1,Videos,32,Vietnam,10,Vistas a submarinos,1,Walrus,6,Walter,1,Yasen,5,Yuri Dolgoruki,2,Zaporozhie,1,
ltr
item
www.elSnorkel.com : CAPITULO 14: EXCLUSION CASI TOTAL
CAPITULO 14: EXCLUSION CASI TOTAL
Como tripulante del San Luis en 1982, entiendo que este capitulo esta ajustado a la verdad histórica. Seguramente, faltaran detalles de lugares, horarios, circunstancias especiales, que no están reflejadas en él. La ponderación que hace el autor sobre el accionar del Comandante, Capitán AZCUETA, si bien es aceptable, es mi opinión y seguramente del 99% de la tripulación que integré en ese entonces, que supera ampliamente lo expresado por el escritor, ya que este, no toma en cuenta, por razones lógicas, los pormenores de su Comando, de su preocupación por el estado de sus hombres y la tremenda soledad en que a cada minuto tomaba decisiones que nos involucraban a todos nosotros. Merece mucho más que lo escrito hasta ahora. Realmente un zorro del mar, un héroe con todas las palabras.
http://4.bp.blogspot.com/-u9Nb2jn93vw/VUOLzdhP8rI/AAAAAAAAL5A/-h2RgT7DX8E/s1600/DEFIANCE.jpg
http://4.bp.blogspot.com/-u9Nb2jn93vw/VUOLzdhP8rI/AAAAAAAAL5A/-h2RgT7DX8E/s72-c/DEFIANCE.jpg
www.elSnorkel.com
https://www.elsnorkel.com/2006/05/capitulo-14-exclusion-casi-total_2373.html
https://www.elsnorkel.com/
https://www.elsnorkel.com/
https://www.elsnorkel.com/2006/05/capitulo-14-exclusion-casi-total_2373.html
true
35074019
UTF-8
Loaded All Posts No se encontro info. VER TODO +Info responder Cancelar Eliminar Por Inicio Paginas POSTS Ver todol Recomendado para ti. Categoria ARCHIVO SEARCH Todos No se encontró ninguna coincidencia con su solicitud Inicio Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dec Ene Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec En este momento hace 1 minuto $$1$$ minutes ago hace 1 hora $$1$$ hours ago ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago mas de 5 semanas Seguidores Seguir CONTENIDO PREMIUM ESTA BLOQUEADO Es fácil y rápido PASO 1: Compartir. PASO 2: haz clic en el enlace que compartiste para desbloquear Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy